Artículos de Opinión Nuestras opiniones sobre temas fotográficos y artísticos en general
Grupo Fotográfico RdeR Comandante Izarduy, 7 01006 Vitoria-Gasteiz Álava (España) Inscrito en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco con el número A/13350/07       Teléfono: 662-121295 email: fotosrder@gmail.com
Erik Johansson: Mucho más que el fotomontaje perfecto (23 de febrero de 2017) Toño Antón Este   joven   fotógrafo   sueco   (Götene,1985),   encumbrado   internacionalmente   desde   comienzos   del   siglo   XXI   por   numerosos   premios   y   trabajos   de   gran   imaginación,   destreza   y   sutileza en   el   uso   del   fotomontaje   fotográfico,   es   toda   una   autoridad   en   su   campo   ante   el   cual   yo   también   me   he   rendido.   Nunca   dejan   de   sorprenderme   la   calidad   e   invocación   de   sus imágenes.   Su   dominio   de   la   edición   digital   mediante   Photoshop   no   es   más   que   la   punta   de   un   iceberg   en   el   que   Erik   Johansson    despliega   toda   su   creatividad   y   su   capacidad   técnica, que   es   muy   amplia,   para   maravillarnos   con   sus   ocurrentes   y   evocadoras   imágenes   llenas   de   “Sutileza”   en   mayúsculas,   cualidad   que   impregna   todos   los   aspectos   de   sus   imágenes: localizacíones, preparación, temática, luminosidad, cromatismo, edición… Si   a   todo   esto   le   unimos   que   aborda   personalmente   todas   las   fases   de   sus   trabajos   (desde   la   elección de    las    localizaciones    hasta    la    postproducción    final)    y    además    lo    hace    desde    una    exigencia    y consecución   técnicas   impecables,   creo   que   nos   encontramos   ante   una   persona   de   una   “categoría fotográfica“   especial   y   que   muy   probablemente   haya   escrito   ya   desde   tan   joven   su   nombre   en   la historia    de    este    arte.    Como    el    mismo    dice,    no    capta    momentos,    sino    ideas.    Para    ejecutar definitivamente   una   idea,   planifica   todo   lo   necesario,   realiza   todas   las   tomas   (nunca   usando   para   sus fotografías   ningún   elemento   proveniente   de   bancos   de   imágenes,   sino   usando   siempre   todo   de   su propia   cosecha).   Según   la   imagen,   esto   puede   llevarle   días   o   meses,   tras   lo   cual   realiza   el   trabajo final   de   edición   en   ordenador.   En   esta   fase   final,   en   la   que   culmina   con   sello   estético   el   proceso creativo, en ocasiones tiene que usar más de 100 capas en Photoshop, herramienta que utiliza. Erik   es   una   persona   generosa   siempre   abierta   a   contar   todos   los   pormenores   de   sus   trabajos.   En   este sentido,   a   mí   me   resulta   especialmente   interesante   comprobar   la   sencillez   y   facilidad   con   la   que parece    desarrollar    todas    esas    fases    de    su    trabajo,    algo    que    sólo    un    gran    maestro    que    siente profundamente   la   fotografía   puede   hacer   con   tanta   facilidad.   Generalmente   no   necesita   grandes recursos   humanos   ni   técnicos,   y   los   de   su   preferencia   son   mayoritariamente   su   gente   y   sus   entornos sentimentalmente más cercanos, como la zona rural donde se crió, sus amigos, sus colores... Relacionado   con   todo   esto,   también   es   agradable   comprobar   como   en   muchas   de   sus   iniciativas   más personales   Erik   Johansson   simplemente   disfruta   lúdica   y   divertidamente   de   la   fotografía,   viviéndola como un juego al que también así se dignifica, demostrando que no es necesario sacralizarla ni cogerla con pinzas porque sea un arte. Son   múltiples   los   sitios   donde   disfrutar   de   sus   imágenes,   indudablemente   la   primera   de   ellas   su   propia   web   personal   ( www.erikjohanssonphoto.com) ,   pero   si   queremos   ver   una   breve selección   bastante   variada   y,   desde   mi   punto   de   vista,   muy   acertada   de   sus   imágenes,   podemos   recurrir   al   apartado   que   le   dedican   en   la   web   alemana   clickpix.   No   es   necesario   saber alemán para disfrutar de las imágenes, basta con el lenguaje universal de la fotografía.